Ansiedad neurótica positiva

Ramon Llinas en la instalación ANSIEDAD NEURÓTICA POSITIVA

Ansiedad neurótica positiva

Una vez Freud dijo: “la vida no es fácil” y explicó en qué consiste la Ansiedad Neurótica positiva:

El Yo está justo en el centro de las grandes fuerzas; la realidad, la sociedad, está representada por el SuperEgo, la biología está representada por el Ello. Cuando estas dos instancias establecen un conflicto sobre el pobre Yo, es comprensible que uno se sienta amenazado, abrumado y en una situación que parece que se le va a caer el cielo encima. Este sentimiento es llamado ansiedad y se considera como una señal del Yo que traduce supervivencia y cuando concierne a todo el cuerpo se considera como una señal de que el mismo está en peligro.

Freud habló de tres tipos de ansiedades: la primera es la ansiedad de la realidad, la cual puede llamarse en términos coloquiales como miedo. De hecho, Freud habló específicamente de la palabra miedo, pero sus traductores consideraron la palabra como muy mundana. Podríamos entonces decir que si uno está en un pozo lleno de serpientes venenosas, uno experimentará una ansiedad de realidad.

La segunda es la ansiedad moral y se refiere a lo que sentimos cuando el peligro no proviene del mundo externo, sino del mundo social interiorizado del SuperEgo. Es otra terminología para hablar de la culpa, vergüenza y el miedo al castigo.

La última es la ansiedad neurótica. Ésta consiste en el miedo a sentirse abrumado por los impulsos del Ello. Si en alguna ocasión usted ha sentido como si fuésemos a perder el control, su raciocinio e incluso su mente, está experimentando este tipo de ansiedad. “Neurótico” es la traducción literal del latín que significa nervioso, por tanto podríamos llamar a este tipo de ansiedad, ansiedad nerviosa.

Es este tipo de ansiedad el que más interesó a Freud y nosotros la llamamos simple y llanamente “ansiedad”.

Queremos sonreír con la ansiedad neurótica positiva, que el mundo exterior se adapte a nuestro interior, que el consciente y el inconsciente bailen juntos en la unión de la energía positiva, que nuestra memoria positiva sea la única que pueda ahuyentarnos del miedo.

Nuestras motivaciones deben ser simples, el comer, el sexo, la creatividad del artista, la investigación científica, etc. debemos hacer que las motivaciones estén libres y dominen la ansiedad = nervios, haciendo de la misma una actitud positiva.

Nosotros dominaremos la ansiedad negativa, compartiendo y sin perder la libertad de las motivaciones positivas. Así podremos aprender más de la vida y las actitudes positivas se encadenarán a nuestro alrededor dándonos una ansiedad por compartir más cosas, por aprender más cosas de la simpleza de la energía positiva.

De este modo la parte negativa no podrá utilizarnos en provecho egoísta de la ignorancia del poder.

Ramon Llinas i Mª José Chinestra

Inauguración Installation “Positive anxiety” (Ansiedad positiva). Collective Exhibition. Okuparte Festival. Huesca, Spain.

Etiquetas:
Ramon Llinas
info@ramonllinas.com
Sin comentarios

Publica un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies