La necesidad social de una Europa unida

Ramon Llinas en la inauguración de la exposición "Ciò che è rotto è bello"

La necesidad social de una Europa unida

«La necesidad social de una Europa unida» es un texto del artista para presentar la exposición que tuvo lugar entre el 21 de octubre y el 11 de noviembre de 2016 Ramon Llinas expuso sus obras bajo el título «Ciò che è rotto è bello« en la galería Adnkronos de Roma. A la inauguración asistió el Director del Instituto Cervantes de Roma.

La necesidad social de una Europa unida

El oficio del artista no es otro que tomar un breve trozo de la realidad, un paisaje, una figura, unos sonidos, unas palabras y hacer que nos sirvan ellos mismos para expresar pensamientos propios al resto del mundo, o al menos a grandes extensiones del mundo.

El Arte es simbolización, la imaginación convierte un trapo de percalina en bandera nacional. La imaginación eleva seres y objetos de la trivialidad que les es natural a símbolos, formas representativas de un nuevo lenguaje social. Así ved como un fabricante de anteojos es encargado de ofrecer a los poetas, filósofos, al público curioso por la cultura el ennoblecimiento visual de las cosas. Nuestra Europa, generosa propia con su destino, sufre llagas de dolor social, cuando los vientos de desmesurada ambición, convierten tormentas los inicios de cada siglo.

Mi querida Europa, que con su esfuerzo ella misma rompió el muro de hierro, el cual dividía las carnes de su vientre europeo del siglo XX, ha perdido los remos de su agradecimiento social y a quienes ayuda o ha ayudado se les olvida; y los desagradecidos huyen con el saco lleno, dejando en la casa del generoso, la propia suya, llena de telarañas en los cajones sociales.

En Europa faltan lentejas sociales, seguridad de convivencia. El obediente y cumplidor de sus obligaciones sociales, amante de aprender, de la cultura, del compañerismo, del equipo unificador social, se le apedrea ahora en estas calles de Europa siglo XXI , pues las avenidas de nuevas generaciones, más valoran la opción del necio dinero, que al valor de trabajarlo, aprendiendo cada día.

Los ejecutivos megalómanos, creen que han construido un muro de protección alrededor de sus pies, pero sus mismos lacayos, los traficantes, negados de cultura, les dejaran los nuevos bolsillos vacíos.

En las escuelas hay que volver a impartir asignaturas humanistas, no solo con la ambición del ser el mejor, se consiguen objetivos viables, para el desarrollo personal. La vida no se nutre solo con números, eso es tan básico, como el raciocinio de un mamífero. Nosotros somos humanos, hemos evolucionado para construir una convivencia de grupos, no somos solo recolectores o cazadores. Reflexionemos sin prisas, cuales son las sencillas decisiones diarias, que nos hacen la vida mejor, sin balancearlas en los cajones del valor económico.

Los símbolos de la cultura occidental europea, caen a derribos compulsivos de las nuevas venidas generaciones, que por la ambición de poder, son capaces de arramblar las siembras de sus propios ideales, con la simple mezquina ambición de ganar puntos en las redes sociales.

Vuelvan ustedes a leer con sus ojos, mis obras de arte, interprétenlas como mejor les hagan vibrar y acelerar su imaginación. Pero solo les aconsejo que aprendan por ustedes mismos, como dominar con herramientas de cultura, la unión social de nuestra Europa, que nadie salga herido y nadie vuelva a ser olvidado, en los furores medievales actuales, de incultos ambiciosos, que quieren romper las uniones de nuestras casas, de nuestras tierras, de nuestros pensamientos universales, de pan, paz y amor.

Gracias por escuchar mis obras de arte.

¿Cómo compartir la mesa de Europa?

Yo comencé una mañana a despertar mi vida

Mi vida no es propiedad del progenitor,

Mi vida es mía, cosiendo a diario las palabras

De mi futuro.

Dejarme alegrar mi llanto con mi Europa.

Mi compañero es una tierra

Mi compañero es mi mesa

Mi compañero es mi esfuerzo laboral.

Justa es la justicia justa

No llores fuera de mis brazos

Están listos para escuchar

Tu desconocida Europa voz.

Segmentos de dolor cortados

Cortados por la envidia del robo

De sentimientos no conseguidos

Son ellos los aplicados métodos

De falacia social.

Son ellos los aplicados métodos

De falacia carnal.

Son ellos los aplicados métodos

De amor fraternal.

Son ellos los aplicados métodos

De bancadas ambicionadas

¿Quién creo la deseada formula

de Europa social?

Formula de aceptación propia

Fórmula de cariño mutuo social

Formula de equidad fraternal.

Llora por el yaciente que posees

Llora por el galante que te admiraba

Llora cuando tu objetivo se cuajo

Y ahora a comer juntos los

Verdes verbos que plantamos

Ambos se han asemillado con

Nuestros europeos genitales.

Martes, 18 de octubre de 2016

Ramon Llinas
info@ramonllinas.com
Sin comentarios

Publica un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies