Monsieur Hippolyte “Pol” Abraham – Arquitecto icónico de la radiofrecuencia

Monsieur Hippolyte “Pol” Abraham – Arquitecto icónico de la radiofrecuencia

Monsieur Abraham “Pol” Arquitecto icónico de la radiofrecuencia.

Hippolyte Abraham, arquitecto francés de la radiofrecuencia, conocido como Pol, nació en 1891 en Nantes, fallece en Paris en 1966.

Pol Abraham, es un arquitecto singular, que construyó su propia teoría estratégica denominada “su borrador”. En la actual época de los teléfonos móviles y la realidad virtual, Pol fue en su momento el símbolo de la arquitectura “Herztienne”, con su edificio de la torre de telecomunicaciones de Meudon, infancia de la era televisiva.

Se contruye a principios de los años 50, a 173 m. sobre el nivel del mar, con una altura de 70 metros distribuidos en 18 pisos. La primera autopista francesa de las telecomunicaciones.

Pol, fue así mismo un pensador de una industrialización arquitectónica a nivel humano. Él instituye una arquitectura estándar, racionalista, tanto funcional como formal, donde el arquitecto se funde con la lógica del funcionamiento, no revindicando para él, un estilo, una expresión, una firma. Es todavía una lección a meditar hoy en día su “trabajo en conjunto”.

Villa Théresè 1928, Vaucresson – Francia. Esta casa es una obra maestra de la arquitectura moderna, donde se multiplican los detalles del funcionalismo en armonía con los volúmenes y los desniveles del terreno.

El camino entre “la destrucción radical, para la reconstrucción total” permite a Abraham mostrar sus sentimientos de la permanencia y la transitoriedad del edificio, donde los valores clásicos de la arquitectura social, le permitieron en su época ser referencia para la nueva construcción moderna, consiguiendo la reconciliación entre las posiciones opuestas conceptuales y las técnicas nuevas de la construcción.

Pol participó en este proceso inventivo de principios del siglo XX, activo entre lo dinámico y lo simbólico, del que él se apropia, para hacer sentir la eficiencia física y la creatividad de las nuevas virtudes generativas, tan solo con un objeto técnico casi tan antiguo como la humanidad: la bóveda de mampostería.

Ramon Llinas

2015

Ramon Llinas
info@ramonllinas.com
Sin comentarios

Publica un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies